UN QUESO CON 30 AÑOS DE HISTORIA Y TRES GENERACIONES


Historia

Fue en 1988 cuando Máximo Romano, conocido como "EL MOLINERO de Espirdo" decidió ampliar su explotación ovina con la construcción de una pequeña quesería, con el fin de que sus hijos se embarcaran en el maravilloso mundo del queso. 

Su voluntad siguió adelante gracias al duro trabajo de su hijo Eduardo Romano. 

Ahora, 28 años después, una nueva generación cargada de ganas e ilusión lleva el apodo del que fue "EL MOLINERO de Espirdo" a todos los paladares amantes del buen queso de oveja.